Frase célebre del dia

"La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo"

Referencia

Nelson Mandela

 


Actividades Sugeridas Proyectos Presentados Descargas

Intersecciones y pasos de peatones

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 12
MaloBueno 

Intersecciones y pasos de peatones

Definición y tipos
Se entienden por intersecciones y pasos de peatones los
acondicionamientos específicos que facilitan el cruce de calzadas
de circulación rodada por los peatones, en condiciones de
seguridad. Pueden localizarse en un punto de un tramo de vía o
integrarse en una intersección de dos o más vías.
Se distinguen los siguientes tipos:
• Sendas peatonales, que conceden prioridad permanente a los peatones
que lo utilizan.
• Semaforizados, que establecen la prioridad de peatones o
vehículos según las fases de su ciclo.
• A distinto nivel, que realizan a desnivel, deprimido o elevado,
el cruce de la calzada.
• Integrados en reductores de velocidad, sobre badenes o
elevaciones de calzada

Criterios generales de localización
Potencialmente, pueden producirse cruces de la calzada por
peatones en todos los puntos en que sus desplazamientos se ven
interrumpidos por calzadas de circulación rodada, pero se
concentran fundamentalmente en algunos puntos de la red vial.
Los Proyectos de Urbanización deberán estudiar la conveniencia de
formalizar pasos de peatones, al menos, en los siguientes puntos:
En los puntos en que una calzada interrumpe la continuidad
lineal de las aceras o itinerarios peatonales (bulevares, calles
peatonales, sendas).
En las proximidades de edificios generadores de tránsito peatonal
intenso (escuelas, hospitales, centros administrativos, centros de
empleo, grandes establecimientos comerciales, etc).
Junto a intercambiadores de transporte y paradas de transporte
colectivo.
En puntos de elevada accidentabilidad peatonal.
En relación a la intensidad de tráfico, se recomienda formalizar
pasos de peatones:
En vías con intensidades horarias de tráfico automóvil superior a
300 vehículos y de cruce peatonal superiores a 300 personas, en
una distancia de 100 m en torno al punto de cruce.
En vías con intensidades superiores a los 1.000 vehículos hora,
con intensidades peatonales de 100 personas por hora.
En la medida de lo posible, los pasos de peatones deben integrarse
en las intersecciones viales.
En áreas centrales y comerciales, se recomienda no separar los
pasos de peatones formalizados más de 75 m.
Si el paso no coincide con una intersección vial, debe localizarse
en puntos que sean bien visibles para los conductores y, en los de
frecuentación nocturna, deben iluminarse. Fuera de los ámbitos
urbanos, una buena visibilidad es condición indispensable para
localizar pasos de peatones.
Se debe procurar situar los pasos de peatones en la prolongación
del recorrido natural de los peatones, ya que, a menos que resulte
obvio al peatón, que utilizarlo es más fácil que cruzar siguiendo su
itinerario natural, no lo usará.

Criterios generales para la elección del tipo de
paso de peatones

En la elección del tipo de paso de peatones a utilizar en una
situación concreta deben considerarse:
• Las intensidades de vehículos y peatones.
• El rango jerárquico de la vía y la importancia del itinerario
peatonal.
• El carácter del área y los objetivos ambientales.

En general se recomienda:
Resolver mediante sendaspeatonaleslas situaciones con tránsito
vehicular bajo e intensidades peatonales bajas o medias y no
hacerlo en casos de intensidades peatonales altas, ya que
penalizan excesivamente al tránsito rodado
Resolver mediante pasos semaforizados las situaciones con
tránsito de vehículos medio e intensidad peatonal media o alta.
Resolver con pasos a distinto nivel la travesía de autovías o
autopistas urbanas, con intensidades peatonales medias o,
incluso, bajas.
Utilizar pasos sobre reductores de velocidad en calles y recintos
contemplado de tránsito.
En áreas urbanas, según las clases y tipos de vías, se recomienda:
En vías locales de acceso, formalizar pasos de peatones en
todas las intersecciones y, en su caso, integrarlos en reductores
de velocidad.
En vías locales colectoras, utilizar sendas peatonales o, con mayores
intensidades peatonales o de vehículos, pasos semaforizados.
En vías locales y urbanas, utilizar pasos de peatones
semaforizados y, excepcionalmente, desnivelados de tipo
subterráneo en puntos especialmente conflictivos. También
puede ser conveniente la depresión de algunos pasos de
peatones en intersecciones urbanas con tránsito intenso,
de complicado funcionamiento, en las que
el excesivo número de fases puede dificultar su regulación
semafórica.
En vías de rango metropolitano y carácter de autopista o
autovía, sólo se admitirán pasos de peatones a distinto nivel.
En cuanto al carácter del entorno:
Se recomiendan pasos semaforizados, integrados en
intersecciones, en áreas densas y centrales, a lo largo de todo el
viario principal.
Se recomiendan pasos semaforizados separados de las
intersecciones y de accionamiento manual en todos los cruces
de sendas peatonales con calzadas de circulación. También, se
recomiendan este tipo de semáforos, en la entrada de edificios
o instalaciones de fuerte afluencia peatonal, cuando su distancia
a una intersección viaria sea superior a 30 metros.
No se recomiendan pasos elevados en áreas urbanas densas, ni
en los centros urbanos.
No se recomiendan pasos subterráneos en lugares de baja
frecuentación peatonal o alejados de edificios habitados.Sendas peatonales


Definición
Se denominan sendas patonales, a aquellas cuyo pavimento está
marcado por una serie de líneas blancas de gran anchura,
paralelas al eje de la vía, que implican prioridad permanente a los
peatones que los utilizan.

Señalización
La señalización de sendas peatonales incluirá:
Bandas blancas paralelas al eje del vial, de anchura y
separación de 50 cm.
Señal previa P-20, "Peligro paso para peatones", en áreas rurales
y suburbanas o en puntos de mala visibilidad.
Las sendas peatonales no están indicadas en vías de tránsito rodado rápido
e intenso, por el peligro que suponen para los peatones. Por ello, no
se recomiendan en vías de la red principal si no van semaforizados.
Tampoco están indicados en zonas de fuerte presencia de
peatones (intensidades superiores a 600 peatones por hora), ya que,
debido a la obligación de ceder el paso que establecen
permanentemente para los vehículos, perturban de forma
importante su circulación, pudiendo llegar a impedirla totalmente,
cuando el flujo de peatones es continuo.

Pasos de peatones semaforizados
Definición y tipos

En los pasos de peatones semaforizados, un sistema de luces
establece los períodos (fases) en que tienen prioridad de paso los
peatones o los vehículos por una franja de la calzada. Suponen una
interrupción en las corrientes de tránsito, por lo que influyen de forma
importante en la capacidad de las vías sobre las que se sitúan.


Campo de utilización
Los pasos de peatones semaforizados se implantarán en aquellas
situaciones en que la utilización de pasos de sendas pudiera afectar
sensiblemente al movimiento de vehículos o resultar peligroso para
los peatones.
Deben formalizarse pasos de peatones semaforizados en todas las
intersecciones viales urbanas que cuenten con este tipo de
regulación.
En vías de la red principal o en aquellas que dispongan de más de
cuatro carriles, no se permitirán pasos de peatón sin semaforizar.
Son, por tanto, especialmente recomendables en el acceso a
edificios escolares, hospitalarios, asistenciales, centros de empleo,
administrativos, etc En la proximidad de estos pasos de peatones,
situados sobre vías de la red principal, se recomienda la colocación
de barreras que encaucen a los peatones hacia el paso e impidan
el cruce de la calzada en puntos no señalizados.


Pasos de peatones a distinto nivel
Definición y tipos
Son de este tipo los pasos que crean una plataforma situada a un
nivel distinto del de la calzada para el tránsito de los peatones.
Hay dos tipos básicos: elevados o pasarelas y subterráneos.

 

 

Última actualización el Martes, 01 de Marzo de 2011 12:21  
«Volver