Frase célebre del dia

"La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo"

Referencia

Nelson Mandela

 


Actividades Sugeridas Proyectos Presentados Descargas

GUIA DOCENTE DE EDUCACION EN SEGURIDAD VIAL

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 18
MaloBueno 


GUIA DOCENTE DE EDUCACION EN SEGURIDAD VIAL

SEGURIDAD VIAL: La seguridad (del latín securitas) se refiere a aquello que está exento de peligro, daño o riesgo. El concepto de seguridad vial, por lo tanto supone la prevención de siniestros de tránsito con el objetivo de proteger la vida de las personas, o la minimización de sus efectos.
La Organización Mundial de la Salud ha categorizado como “epidemia” a los siniestros de tránsito, pues constituyen la décima causa de muerte en todo el mundo y se proyectan, si no se toman medidas al respecto, como la tercera causa de mortalidad mundial para el año 2020.
Dada la magnitud del problema, se hace necesario un compromiso público y social para resolverlo.
Entre las recomendaciones, propuestas de informes de distintos organismos y nuestra legislación, se destaca la necesidad de la educación vial para todos los niveles de enseñanza –desde el Inicial a los universitarios y de posgrado– como una de las condiciones esenciales para un abordaje significativo. Teniendo en cuenta al factor humano como la causa más importante de siniestralidad en el tránsito, se considera que la educación es la estrategia fundamental para la prevención.
Está comprobado que, de los tres componentes que interactúan en el sistema del tránsito (el ser humano, el vehículo y el ambiente), es el ser humano el causante principal de los siniestros de tránsito. Por eso, la educación sistemática constituye uno de los pilares principales de acción pública para la seguridad vial y la prevención de siniestros viales.

EL TRANSITO.
El tránsito es un fenómeno sociológico en el  que nos vemos involucrados todos. Con solo salir a la calle nos encontramos con esta realidad. La inseguridad vial conlleva un problema de derechos, porque vivir, gozar de la salud y de la integridad física y psíquica, transitar libremente, movilizarse, permanecer en el espacio público y participar de todos los eventos sociales y culturales que se desarrollen en ese ámbito son derechos fundamentales reconocidos en el ordenamiento nacional y en los sistemas jurídicos provinciales.
Si prestamos atención a las noticias que publican los medios de comunicación nos daremos cuenta de la dimensión del flagelo de inseguridad vial y los daños ello acarrea a cualquier ciudadano, ya sea como peatón, como usuario de transporte público o privado o como un simple usuario de la vía pública, sin importar las edades.
Niños, jóvenes y adultos debemos estar preparados para cuidar nuestra propia vida. Es necesario comenzar esta preparación desde pequeños, en la familia, la escuela y la sociedad en general. Ya desde el Nivel Inicial se tratan los valores, los deberes y derechos de las personas: en ese marco podemos empezar a educar al transeúnte

ACCIDENTOLOGÍA:

Definición: “Es la ciencia que estudia las causas y efectos de los accidentes de tránsito terrestres y propone las medidas adecuadas para disminuirlos”

Noción de “accidente” (CAUSALIDAD)

El diccionario de la Real Academia Española define la palabra “accidente” como “suceso eventual o acción que involuntariamente resulta daño para las personas o las cosas”.
La ley Nacional de Tránsito 24449, en su artículo 64, considera “accidente de tránsito” a “todo hecho que produzca daño en personas o cosas como consecuencia de la circulación”.
Estas definiciones, en especial la de “accidente”, acerca de un hecho que puede suceder o no (eventual), y que no es producto de la voluntad deja lugar a pensar que es algo inevitable; sin embargo, esta creencia muy generalizada, que se pone de manifiesto comúnmente ante el relato informal y cotidiano de esta clase de sucesos, no es cierta.
Un accidente siempre es no intencional, pero también en la mayoría de los casos puede evitarse tomando algunas precauciones.
Conocer y evitar esas condiciones es reducir la posibilidad de que suceda.
La creencia del accidente como fatalidad inevitable preocupa a los expertos de todo el mundo, por lo que en algunos ámbitos se procura el uso de otras palabras que no refieran a una creencia de inevitabilidad, tales como choque, colisión, incidente.
Revertir el sistema fatalista de creencias acerca de los accidentes de tránsito constituye una tarea educativa esencial para el desarrollo de una cultura de la prevención.
Conociendo bien los principales elementos que intervienen en el fenómeno del tránsito que son el hombre, el vehículo y el medio ambiente.

Hombre (Factor Humano):
El hombre hace del tiempo un elemento precioso, que cree necesario aprovechar hasta el límite extremo. Así aumenta la velocidad y disminuye la prudencia. Ello genera, fatalmente, el aumento de los accidentes. Este resultado se agrava con algunos factores internos (problemas de visión, auditivos y del sistema nervioso) y externos a la persona (efectos del alcohol, drogas en general, exceso de comidas, cansancio de viaje, angustia, estrés, uso de celulares, calefacción intensa, etc)

Vehículo (Factor Técnico):
Muchos de los accidentes del tránsito se deben al mal estado de conservación del vehículo.

Medio ambiente (Factor Ambiental):
• Las condiciones meteorológicas adversas (niebla, humo, lluvia, nieve, etc) influyen al momento de la circulación especialmente en rutas y autopistas, condicionando las reacciones del vehículo frente a ellas: ¨aqua-planing¨ (hidroplaneo), aumento de la distancia de frenado, etc. El estado del tiempo puede ser un causante y agravante de accidentes.
• La calidad y mantenimiento de la infraestructura vial tiene una fuerte incidencia en la prevención de los siniestros causados muchas veces por la carencia de éstos factores.
• Responsabilidad con el medio ambiente.
• Ámbito Urbano e Interurbano.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE SEGURIDAD VIAL

# Principio de la responsabilidad
Todos los usuarios de la vía pública deben asumir la responsabilidad de cumplir la normativa existente, evitando ser un peligro o un obstáculo para los demás usuarios, adoptando un comportamiento adecuado en cada momento y asumiendo las consecuencias de sus actos. Aunque todos los principios que vamos a tratar son importantes, este lo es posiblemente más, ya que si no somos concientes de la responsabilidad que asumimos cuando usamos las vías públicas y efectivamente las asumimos, la circulación seria un caos y supondría u gran peligro para todos. 

# Principio de confianza en la normalidad del tránsito
Todos los usuarios de la vía pública que se comporten siguiendo el principio de responsabilidad y por lo tanto cumplan las normas de tránsito, tiene el derecho de esperar que los demás usuarios también las cumplan y por lo tanto hagan uso adecuado de ellas. Por lo tanto este principio nos diría “ten confianza que, en general todos van a cumplir lo establecido”.-
No obstante, a pesar de lo establecido por este principio, todos los usuarios deben prever los comportamientos defectuosos de los demás, como veremos en el principio siguiente.

# Principio de la seguridad o de defensa
En determinada circunstancia, el principio de seguridad o de la defensa, se antepone al de confianza. Nadie debe confiar ilimitadamente en que los demás usuarios cumplan al pie de la letra las normas reglamentarias, en casos excepcionales, algún usuario pude tener un inesperado cambio de actitud y tener un comportamiento contrario a la norma. Este principio, por la tanto, nos obliga prever un comportamiento contrario a las normas de circulación para evitar daños a circular por las vías públicas defensivamente es decir contando con la eventual imprudencia de los demás partícipes en el tránsito.
Este principio es por lo tanto el complemento del “de confianza” y de él se deriva una de las normas esenciales de la circulación, la prudencia.

# Principio de conducción dirigida
Este principio nos  dice que los conductores deben ser dueños del movimiento de su vehículo en todo momento nos obliga pues, a concentrar toda nuestra atención y nuestra conciencia a la actividad de conducir, sin distracciones que nos haga perder el dominio sobre nuestro vehículo y por lo tanto provocar daños a los demás usuarios.

# Principio de señalización
La norma general de circulación indica que se debe circular por la derecha. Este principio dice que si existe un obstáculo que impida el paso o altere o limite esta regla, debe estar convenientemente señalizado.
Como se ve este  principio es complementario al de confianza ya que si no existe ninguna señal que indique alguna alteración de la normal circulación el conductor circulará con la confianza de que no hay ningún obstáculo y si hubiera, estaría señalizado.

EL PEATON

Se respeta adecuadamente la senda peatonal?

Evitar el comportamiento riesgoso: CELULARES
Podemos pensar que no se responsabiliza al peatón que no respeta la senda peatonal. La relación senda peatonal y teléfono celular reflejado en estas imágenes nos hacen reflexionar sobre este punto .

Las estadísticas nos dan estos datos: http://www.lanacion.com.ar
Peatones que no respetan los cruces indicados ni los semáforos y ciclistas que desatienden las señalizaciones viales suelen ser imágenes muy frecuentes en la Capital. Sin embargo, durante 2005 se labraron sólo 22 multas por infracciones de tránsito a personas no motorizadas, que incluye a peatones y skaters.
Otro dato: en lo que va del año sólo cuatro personas fueron multadas por violar la luz roja con vehículos no motorizados. Esas 22 multas a peatones y skaters representan el 0,001 por ciento del total de infracciones de tránsito que se labraron el año pasado: 1.583.075.
De ese total, 1.003.909 actas fueron realizadas por estacionar en lugares no habilitados; 367.716 por la no utilización del cinturón de seguridad: 211.450 por circular a mayor o menor velocidad. Y hubo 100 ciclistas multados por violar las normas viales, según informaron a LA NACION autoridades del gobierno porteño sobre la base del registro que lleva adelante la Unidad de Control de Faltas de la Ciudad.
El escaso índice de penalización a peatones y ciclistas en la Capital contrasta con una realidad inobjetable: muchos de ellos son imprudentes a la hora de manejarse en el tránsito.
Una estadística difundida por la Policía Federal señala que, durante 2005, se registraron 251 muertes en la ciudad por accidentes viales, de las cuales el 44% de los fallecimientos resultó ser de peatones.
La ley nacional de tránsito -la 24.449- establece claramente cuáles son las obligaciones de peatones y ciclistas. Dice que en zonas urbanas deben transitar únicamente por la acera o por espacios habilitados a tal fin; en las intersecciones, por la senda peatonal y, excepcionalmente por la calzada, rodeando el vehículo, sólo para ascenso o descenso. En tanto, el Código de Faltas de la Ciudad  dispone: "El peatón que cruce una calle o avenida por lugares no habilitados o no respete las luces del semáforo para cruzar es sancionado con multa de $ 25 a $ 100 pesos".

PEATONES Y DISCAPACITADOS. Los peatones transitarán:

a) En zona urbana:
1. Únicamente por la acera u otros espacios habilitados a ese fin;
2. En las intersecciones, por la senda peatonal;
3. Excepcionalmente por la calzada, rodeando el vehículo, los ocupantes del asiento trasero, sólo para el ascenso-descenso del mismo;
Las mismas disposiciones se aplican para sillas de lisiados, coches de bebés, y demás vehículos que no ocupen más espacio que el necesario para los peatones, ni superen la velocidad que establece la reglamentación; (Expresión "rodados propulsados por menores de 10 años" vetada por art. 7° del Decreto N° 179/1995 B.O. 10/02/1995)
b) En zona rural:
Por sendas o lugares lo más alejado posible de la calzada. Cuando los mismos no existan, transitarán por la banquina en sentido contrario al tránsito del carril adyacente. Durante la noche portarán brazaletes u otros elementos retrorreflectivos para facilitar su detección.
El cruce de la calzada se hará en forma perpendicular a la misma, respetando la prioridad de los vehículos.
c) En zonas urbanas y rurales si existen cruces a distinto nivel con senda para peatones, su uso es obligatorio para atravesar la calzada.

Zona de peatones

Delimitan el espacio dentro del cual deben de cruzar los peatones, los conductores de vehículos que tengan señal de alto deben detenerse sin invadir el área entre líneas.
 
 Los peatones y la edad
¿Sabías que la maduración de la visión se logra después de los 10 años?
Antes de esa edad, un niño no está en condiciones de calcular la distancia y velocidad a las que se desplazan los vehículos. El inicio de las escuelas es motivo de alegría para casi todos, padres de familia, educadores y niños, pero también es motivo de preocupación y causa de gran tristeza ya que durante las primeras semanas, aumentan en forma importante los accidentes de tránsito en niños.

Muchos de estos niños se recuperan sin secuelas, pero algunos quedan con lesiones permanentes y algunos fallecen.

Cada año llegan muchos niños  con lesiones producto de siniestros de tránsito, prácticamente uno por día, aumentando esta cifra a la hora de entrada y salida de las escuelas, y cada año fallecen unos 10 niños por causa de estos accidentes.

Pero, ¿qué hacer? ¿De quién es la culpa? ¿Cómo disminuir la frecuencia?
No hay ninguna duda sobre la responsabilidad, o irresponsabilidad, que tienen los conductores. Las personas  detrás de un volante se vuelven agresivas e irrespetuosas con los peatones y con los otros conductores.

Uso de elementos de seguridad

DENTRO DE LOS VEHICULOS: Es importante protegernos dentro del vehículo, ya sea el auto o el trasporte escolar.
Su no utilización es una de las principales causas de muertes por siniestros de tránsito.


A. EL CINTURON DE SEGURIDAD
Uno de los motivos principales por los cuales es de fundamental importancia el uso del cinturón de seguridad es porque evita que seamos despedidos del vehículo en caso de un accidente.
Esto sucede dado que desde el momento en que se accionan los frenos nuestro cuerpo, dentro del vehículo, sigue desplazándose, por inercia, a la misma velocidad que tenía el mismo .
Al chocar con un objeto fijo u otro vehículo la velocidad del auto se hace cero, pero nuestro cuerpo sale por el parabrisas o la puerta, a la misma velocidad que antes tenía ese vehículo.

Calculemos…

Si un auto se desplaza a 100km/h y se estrella contra un árbol o contra otro vehículo (su velocidad se transformó en 0km/h), el conductor que pesaba 80kg, por efecto de esa desaceleración rompe el parabrisas con una fuerza del orden de 10 veces su peso o sea unos 800kg.
Con estas mismas condiciones calcule con qué peso sale un bebé disparado desde ese mismo auto (pesa 10kg). Respuesta = 100kg. La mamá, ya no puede retenerlo entre sus brazos.
Calcule el peso del termo de 1 kg que le golpea la cabeza al acompañante, que tenía su cinturón de seguridad colocado.
Respuesta = 10kg

Esto nos explica el enorme daño que sufre una persona al salir expulsado del auto y nos debería hacer reflexionar sobre la importancia de circular con el cinturón de seguridad puesto o el bebé asegurado a una silla de seguridad adecuada.
Por esto es importante saber que el uso de cinturones por los ocupantes de los asientos delanteros reduce el riesgo de fallecimiento en una colisión en aproximadamente 60%.

Otros elementos de seguridad personal
Es oportuno aclarar que existen otros elementos que, por otro lado, son obligatorios como por ejemplo  el apoya cabezas y  la silla de seguridad para niños  en lo que concierne a la seguridad personal en el automóvil.
Por otra  parte, el automóvil debe mantener siempre que esté en funcionamiento, las luces de posición encendidas, los amortiguadores y cubiertas en condiciones.
Para el caso de usuarios de ciclomotores o bicicletas es obligatorio el uso de  casco y elementos fosforescentes que hagan visible a la persona.

LA BICICLETA
La edad mínima para circular en bicicleta por calles o avenidas es de de 12 (doce) años.
Para la circulación de bicicletas en la vía pública, se prohíbe:
* Circular por autopistas y semiautopistas.
* Transportar a otra persona.
* Soltar las manos del manubrio, salvo que sea necesario para realizar alguna señal
* Tomarse de otros vehículos para ser remolcados.
* Acercarse o “chuparse” a otro vehículo que circula adelante.
* Circular por las veredas.
* Circular zigzagueando entre los vehículos.
* Circular escuchando “walkman”, radio o con auriculares reproductores de sonido que nos aíslen de las circunstancias del tránsito (bocinas, sirenas de vehículos en emergencia, etc.).
* Cargar la bicicleta con objetos que dificulten el manejo o reduzcan la visión.

Aconsejamos equiparnos con los siguientes elementos:
• Colocarnos el casco.
• Espejos retrovisores en ambos lados, siendo fundamental la colocación del espejo izquierdo.
• Sistema de alumbrado en perfectas condiciones de limpieza. Luz blanca delantera, luz roja trasera.
• Bandas reflectivas en: Casco, discos de ruedas, sobre el cuadro, en brazaletes, etc.
• Uso de ropa con vivos reflectivos en horas nocturnas.

El Casco es un elemento de seguridad “pasiva”,  su función fundamental es la de disminuir sus consecuencias y la de protegernos para que las mismas no sean mortales.
• Procure Vestir adecuadamente; la mejor opción es vestirse con ropa resistente ya que esto protege contra raspones o quemaduras por fricción causados por caídas. Es preferible usar ropa visible o que resalte para mayor visibilidad en el camino.
• Si se transporta en bicicleta en rutas o zonas de alto transito o velocidad, circule por la banquina en sentido contrario al tránsito, a fin de que vea quien viene frente a usted y evitar choques por la parte posterior, ponga especial cuidado en las intersecciones.
• Si viaja en motocicleta, mire por los retrovisores  frecuentemente, para darse cuenta del tránsito que viene detrás y facilitar una maniobra de emergencia.
• Evite dar vueltas cerradas en las esquinas.
• Evite pasar cerca de grupos de personas y más si no son de aspecto confiable.
• Antes de salir de noche, verifique los reflectores nocturnos o luces.
• Evite viajar  en este tipo de vehículos de noche o cuando amenace lluvia.
No debemos adelantarnos a otros vehículos cuando:
• Circulemos por curvas
• En intersecciones o sus proximidades
• Cuando veamos venir un vehículo en sentido opuesto al nuestro
• Cuando el carril por el que circulamos esté delimitado por una o dos líneas continuas.

Si somos adelantados, se hace necesario:
• Acercarnos bien a la derecha de la calzada
• Reducir la velocidad, evitando el zigzagueo.

Norma general: Ceder el paso a los vehículos que se nos aproximan por la derecha.
Si nos encontramos con una señal de “PARE”, es nuestra obligación detener absolutamente la marcha, mirar a ambos lados para comprobar que ningún vehículo se acerca al cruce y, luego reanudar la marcha y efectuar el cruce.

REGLAS DE CIRCULACION PARA CICLISTAS

Considerando la natural debilidad del conductor de bicicleta que circula por las calles y avenidas de intenso tránsito, como conductores deberemos observar determinadas “reglas” o “normas” para una correcta circulación en la Vía pública.
Cuando varios ciclistas circulen en grupos, deberán hacerlo por la derecha y en “fila india” (uno detrás del otro) De esta forma, ocupan un menor espacio en la calzada evitando estar tan expuestos a los riesgos del tránsito

Circular por la Derecha, regla fundamental, debe ser respetada por todo ciclista urbano quien debe circular en línea recta, lo mas cerca posible de la vereda y sin hacer cambios bruscos de dirección.
Si se transporta en bicicleta en rutas o zonas de alto transito o velocidad, circule por la banquina en sentido contrario al tránsito, a fin de que vea quien viene frente a usted y evitar choques por la parte posterior, ponga especial cuidado en las intersecciones.
Evite dar vueltas cerradas en las esquinas.
Evite pasar cerca de grupos de personas y más si no son de aspecto confiable.
Antes de salir de noche, verifique los reflectores nocturnos o luces.
Evite viajar  en este tipo de vehículos de noche o cuando amenace lluvia.
 
           
Maniobras:                                                                                             

1 - Giro a la derecha

Precauciones
• Acercamos con anticipación al borde derecho de la calzada.
• Reducir la velocidad.
• Advertir a los otros conductores la maniobra, colocando el brazo izquierdo en ángulo recto a altura del hombro y la mano abierta.

2 - Giro a la izquierda

Precauciones
• Comprobar que podemos realizarla porque no existe señal que prohíba el giro a la izquierda
• y que la situación del tránsito y velocidad de los vehículos que se acercan tanto de frente como
• por detrás no lo impiden.
• Advertir la maniobra con tiempo suficiente, extendiendo horizontalmente y a la altura del
• hombro el brazo izquierdo.
• Reducir la velocidad.

En vía de sentido único:
• Situarse al borde izquierdo de la calzada.
• Si hay semáforo esperar que se ponga la luz verde.
• Si la vía a la que ingresamos es de doble sentido, dejar a la izquierda el centro de la intersección.

En vía de doble sentido:
• Situarse a la derecha e iniciar la maniobra cuando se pueda desde ese lugar. Adelantarse es siempre una maniobra peligrosa, que debemos realizarla en casos de absoluta necesidad y a vehículos detenidos o muy lentos.
• Norma general: El adelantamiento deberemos realizarlo siempre por el lado izquierdo.
• Situarnos atrás del vehículo que se pretende adelantar, a su izquierda y a distancia
• prudencial.

3- Adelantamientos
Precauciones:
• Situarnos atrás del vehículo que se pretende adelantar, a su izquierda y a distancia prudencial.
• Para adelantarnos a otro vehículo, debemos estar muy seguros de que no correremos peligro con la maniobra. En circunstancias dudosas, siempre es aconsejable esperar. Nunca confiarnos en la destreza de los otros conductores.
• Mirar hacia atrás y hacia adelante para comprobar que ningún vehículo quiera a su vez intentar un adelantamiento (ni los que nos preceden, ni el que queremos superar).
• Advertir con anticipación la maniobra, extendiendo el brazo izquierdo a la altura del hombro.
• Pedalear con rapidez para que el adelantamiento dure lo menos posible.
• Volver a colocarnos a la derecha de la calzada, sin obstaculizar al vehículo que hemos
• adelantado (separación mínima 1,50 mts.).
• Aquí apreciaremos la ventaja de colocar espejos en nuestra bicicleta.

4- Cruce de intersecciones
Si nos encontramos con una señal de “CEDA EL PASO”, debemos ceder el paso a los vehículos
que vienen por la derecha o por la izquierda y, si es preciso, detenernos.
Siempre deberemos respetar las señales del semáforo vehicular. Aunque la bicicleta sea un “vehículo menor” no está exenta ni tiene inmunidad para no obedecer.
Del mismo modo, no debemos arriesgar nuestra vida intentando cruces de vías del ferrocarril con barreras bajas. El simple hecho de enfrentar esa situación de riesgo, nos puede llevar a provocar errores fatales en estos casos (perder el control de la dirección por los desniveles del suelo o de las vías, trabarnos con la cadena, etc.), resultando más sencillo perder algunos minutos que arriesgar de manera tan inútil nuestra vida.
En los cruces de calles, recordemos respetar al peatón, quien tiene preferencia de paso en las esquinas aun cuando no existan pasos señalizados (sendas peatonales).
La detención, es la inmovilización involuntaria de la bicicleta (por razones del tránsito, de emergencia, etc.).
La parada, por el contrario, es la inmovilización voluntaria de la misma, para realizarla se hace necesario:
• Observar el tránsito para decidir si podemos efectuar tal parada
• Comunicar la maniobra con una anticipación suficiente, moviendo el brazo, a menor altura
• que el hombro, de arriba a bajo
• Ir reduciendo la velocidad de manera progresiva hasta efectuar la detención total
• No estacionar la bicicleta sobre la calzada, paso de peatones o lugares prohibidos

Se recomienda la utilización del material audiovisual de la DGT de ESPAÑA, que se acompaña en soporte digital o bien ingresar al portal de la  comunidad de seguridad vial de la Dirección Provincial de Vialidad. www.dpv.misiones.gov.ar/seguridadvial

NORMAS DE CONDUCCION  PARA MOTOCICLETAS  

 Las motocicletas son vehículos; por lo tanto, sus conductores deben observar todas las normas de conducción y circulación, cuya aplicación es uno de los principales elementos de su seguridad y de los demás usuarios de la vía pública. Deben respetar, al igual que los otros conductores, las indicaciones de las señales viales y las reglas de prioridad.
Casco protector.
Las estadísticas de accidentes de motociclistas muestran que las heridas de la cabeza son la causa más común de muertes, por consiguiente todo conductor y acompañante de motocicleta debe estar provisto de su respectivo casco de seguridad.
Pasajeros o carga.
Los motociclistas no llevarán personas ni carga mayor a la capacidad de la motocicleta. En caso de contar un asiento para pasajero debe estar equipado con agarraderas permanentes y contar con los pedales respectivos para asentar los pies.
Luces.
En la parte delantera llevarán un farol de luz blanca que tenga un alcance de 100 metros, y en la parte posterior se deberá llevar una luz roja imprescindiblemente.
Grupos.
Está completamente prohibido transitar en grupos, debiendo hacerlo en columna de uno, excepto en los carriles destinados a su uso exclusivo.
Circulación.
 Las motocicletas no podrán circular por las aceras o paseos peatonales.
Para adelantar.
Está prohibido a los motociclistas circular entre medio de los vehículos tratando de adelantarlos, todas las motocicletas deben circular detrás de los vehículos, dentro del carril respectivo y adelantar observando las normas respectivas.
Distancia.
 Está completamente prohibido a los motociclistas circular muy cerca del vehículo que va delante, debiendo guardar las distancias de seguridad recomendable.
Acrobacias.
Esta completamente prohibido a todos los motociclistas realizar actos de acrobacia en las vías públicas o agarrarse de otro vehículo para ser remolcado.
Otras observaciones.
El motociclista deberá observar: el combustible, el aceite del motor, los neumáticos y sistema de frenado, el largo de la cadena, luces y bocina en buenas condiciones, espejos retrovisores adecuados, piezas de sujeción del manubrio, estribos y soporte lateral en perfectas condiciones.
Asimismo, deberá tener en cuenta que necesita dominar el vehículo y conducir en posición correcta. Debe mantener la estabilidad, sujetando con firmeza las empuñaduras del manubrio, apretando ligeramente el tanque de combustible con las rodillas, afirmando los pies sobre los estribos.
Es obligatorio el uso del casco y anteojos protectores, y está prohibido utilizar auriculares y sistemas de comunicación de operación manual.
El uso de casco es de vital importancia ya que protege y amortigua el impacto de los golpes en la cabeza. Los guantes especiales ofrecen una considerable protección a las manos. Los pies y tobillos estarán, convenientemente protegidos, con el uso de botas de media caña con taco, que también evita que los pies resbalen de los pedales.
La Importancia de los cascos.
El uso de las motocicletas es muy amplio en todo el mundo. Diariamente millones de personas usan las motocicletas para transporte y recreación. Un gran número de motociclistas mueren o quedan permanentemente inhabilitados como resultado de un accidente. Muchas de estos daños pudieron haberse evitado o su severidad reducida usando una casco. El uso de cascos reduce notablemente el número de heridas en la cabeza cuando ocurre un accidente de motocicleta.
Orígenes y características de los cascos.
El uso de cascos comenzó en 1947 cuando las compañías hacían cascos de piel similares a monturas de bicicleta y caballos porque se consideró peligroso ya que no había protección para la cabeza.
Desde esa fecha avanzó la investigación y el uso de nuevos y mejores materiales en la manufactura de los cascos. Los primeros fueron hechos de piel, pero en 1950 cambió a capas de madera y fieltro reforzado. Estos fueron los primeros cascos que absorbían el impacto. En 1953 se construyeron cascos de fibra vulcanizada y en 1955 se hicieron los primeros en fibra de vidrio.
El uso del casco: Mitos y Verdades.
Es de conocimiento público que se trata de uno de los aspectos mas difíciles de ser aceptado por quien conduce este tipo de vehículos. Y por otro lado también es conocido el alto índice de muertes o lesiones irreversibles como consecuencia de los mismos.
Entre el 85 y el 90 por ciento de los accidentes de motos se debe al factor humano. Para el caso que en el accidente (viajando a 35 km/h), se produzca un golpe directo en la cabeza, esto equivale a una caída desde un cuarto piso.
El índice de mortalidad en accidente de motociclistas, siempre que no se use casco, es tres veces mayor que en los de automovilistas.
Por otro lado, las cifras señalan además que de esas lesiones mortales, el 67 por ciento se ubican en las de tipo craneal y cervical.
En este contexto, las tareas de concientización poblacional resultan de significativa trascendencia para despejar dudas y mitos acerca del uso del casco entre los motociclistas.
• Argumentos refutables.
En cuanto a las aseveraciones de los conductores para justificar el no uso del casco se indica muy generalizadamente que provoca una "disminución de la visión". Sobre el particular,  queremos recordar que los estudios realizados han demostrado que ningún accidentado con casco lo ha sido por falta de visión; por el contrario, la visión otorgada por dicho elemento protector es de casi 180 grados, en tanto que esos accidentes analizados han ocurrido dentro de un campo visual - frontal de 120 grados.
Otro de los argumentos más comunes utilizados por quienes se niegan a usar casco es que causa una "disminución de la audición". En ese sentido, se advierte que de por si los motores de las propias motocicletas son los que generan elevados decibeles de ruido propio, por lo que el ruido que se pretenda escuchar deberá ser muy superior al de la moto propia.
Dicho de otro modo, si es posible escuchar el ruido del motor de la motocicleta que se está manejando, también será posible oír cualquier otro ruido que se encuentre por debajo de ese nivel sonoro.
Al respecto, el casco deja suficiente espacio de aire entre la cabeza y el exterior como para asegurar la transmisión del sonido y en ese orden, apela a una figura comparativo: si en pleno invierno, con todos los vidrios de un automóvil cerrados, se conduce con la radio encendida, no se tiene mucho menor nivel de audición que aquel motociclista que se desplaza usando casco, simplemente porque este nunca cierra herméticamente.
Recordando algunos de los conceptos que se escuchan a la hora de negarse al uso del casco, recalcamos por el "elevado peso del casco". En ese orden, la tecnología moderna pone al servicio de la industria una amplia gama de muy livianos y a la vez resistentes materiales. Al mismo tiempo, mientras el centro de gravedad de una cabeza que tenga casco es básicamente igual al del casco mismo, el usuario no tendrá problema alguno ya que en caso de colisión, el cuerpo del motociclista se moverá juntamente con la cabeza y el cuello, de manera tal que el peso adicional del casco no ocasionara complicación.
Recordemos: El uso del casco disminuye la velocidad de transmisión de energía de un impacto en la cabeza. Distribuye la fuerza impactante y absorbe la energía que se transmite a la cabeza. Actúa como capa exterior protectora contra la penetración de objetos agudos y contra abrasión.


LA VELOCIDAD

La reducción de la velocidad del vehículo es una prioridad para prevenir las colisiones, tanto en las rutas como en las calles de una ciudad.
Las consecuencias en cuanto a lesiones en los peatones también se ven muy afectadas por la velocidad del vehículo: por ejemplo, cuando la velocidad de un coche aumenta de 30 a 50 kilómetros por hora, la probabilidad de muerte de un peatón se multiplica por 8.
Circular a 36km/h es recorrer 36.000 metros en 3.600 segundos. Es decir 10 m/seg. A 72km/h se recorren 20 metros en un segundo y a 108km/h, 30m/seg. Calcule cuántos segundos le demora cambiar el casete, atender un celular, pintarse los labios, retar a los niños en el asiento trasero del auto, etc y multiplique por los metros que recorre su vehículo por segundo. Se necesitan de 3 a 5 segundos para detener el auto a 40km/h, es decir, 30 a 50 metros. Esto depende de la aptitud del conductor y, el tipo y mantenimiento del vehículo. 
Cabe preguntarse, cuál es el motivo por el cual las empresas automotrices promocionan vehículos veloces como un valor agregado fundamental unido al confort de la unidad. Es decir,  “se puede ir muy rápido y sin percibirlo”.

¿Qué establece la Ley como velocidad máxima permitida? ¿Por qué se permite marcadores que superen la ley misma?
 
Los elementos de seguridad de un automóvil están preparados por las empresas automotrices para proteger a sus pasajeros circulando a 50km/h, que es la velocidad permitida en las ciudades.  Se observa que, el problema de la velocidad es la causa Nº 1 de muertes en accidentes de tránsito. Sólo basta hacer números, para tomar una dimensión de cuánto nos afecta no sólo nuestra velocidad, sino la del vehículo con el que se colisiona. Es decir, si maneja a 80km/h y otro vehículo (en un intento de pasar a otro) mantiene una velocidad de 120km/h y colisionan, lo harán a 200km/h.

ANIMALES EN LA VIA PUBLICA

¿Y qué sucede con los animales en la vía pública?
Los conductores de las ciudades creen imposible que se cruce una vaca o un caballo en una ruta. Pero pasa y a veces, con consecuencias fatales. ¿Cómo actuar cuando hay animales sueltos?, ¿qué responsabilidad tiene el dueño del animal, la víctima, el Estado y el concesionario vial?

Pocos conductores toman conciencia de que las rutas no son pistas de fórmula 1 y, que por el contrario, cortan campos habitados por animales. Salen a la carretera como toros al ruedo, con autos último modelo que piden por más velocidad a caminos que no están preparados para conducir seguros por encima de los 80 kilómetros por hora.

De la imprudencia al accidente hay un corto trecho: choques frontales o en cadena, mordidas de banquina, vuelcos, gente cruzando la ruta. Y los animales sueltos. “La gente, cuando sale a la ruta, cree que los animales sólo están en los zoológicos” , ironizó el especialista en responsabilidad civil en tránsito, doctor Gustavo Meilis, quien asegura que la mayoría de los accidentes son a causa del comportamiento animal de los humanos.

Los alambrados se rompen o caen los postes con las inundaciones y los animales vagan sueltos por el campo y el asfalto. Y las rutas argentinas más transitadas, las de la pampa húmeda, se convierten por momentos en lugar de peregrinación de la fauna rural, por donde se cruzan vacas, caballos, burros, cerdos y perros.

Aunque ya dentro de la especie humana, pero no por eso menos imprevisible, también el hombre de campo ocupa un capítulo especial en la lista de accidentes de ruta, que suele cruzarla o seguir el sentido del tránsito en bicicleta, a caballo o a pie, de día y de noche, a veces imprudentemente.

Volviendo a los animales citados, sus tamaños y comportamientos diferentes, hacen que embestirlos pueda provocar desde una abolladura al auto hasta la muerte del conductor. Aquí damos los ejemplos de los peligros de chocar de frente con alguno de estos animales:
El caballo: es el más peligroso en un choque, porque su cuerpo arrollado gira sobre el capó del auto y las patas rompen el parabrisas. En su desesperación por salir, el animal patea en el interior del auto, provocando, a veces, con la fuerza de sus patadas, la muerte del conductor.
La vaca: al igual que el cerdo, produce destrozos en el auto que pueden llegar a inutilizarlo, pero sus patas cortas evitan que el frente del auto levante al animal y se introduzca en el espacio interior.
El perro: es el más común de los animales que cruzan calles y rutas, con la diferencia de la velocidad que lleva el vehículo en uno y otro caso. El perro nunca suele estar solo; si el conductor vio cruzar uno, debe estar atento porque puede aparecer otro de la nada. Un impacto de un perro chico puede romper el radiador del motor, pero el choque con uno de gran porte, puede llegar a ocasionar un trompo y la pérdida de control del auto.

LA SEÑALIZACIÓN. EL LENGUAJE EN EL TRÁNSITO.
Las señales son de fácil comprensión, y legibilidad, se las usa para ordenar la circulación, transmitir órdenes, advertencias e información a los usuarios de la vía.
El tránsito de vehículos es uno de los ejemplos más claros y precisos de la utilización de lenguajes no verbales en nuestra sociedad, mezclándose en él distintos tipos de lenguajes: gestual, iconográfico, visual y sonoro, que soportan una información importante a la hora de compartir el uso de las calzadas.
Dentro del lenguaje gestual se encuentran tanto los movimientos con los brazos que realizan los agentes al dirigir las circulación, como los que realizan los conductores de bicicletas y motocicletas.
El bloque de señales luminosas se incluye los semáforos, los sistemas de alumbrado y señalización óptica de los vehículos etc, en las acústicas, los sonidos de emergencias, las señales sonoras, etc.

LAS SEÑALES. SU CLASIFICACIÓN

# Señalización Vertical:

Señales Reglamentarias o Prescriptivas: de cumplimiento obligatorio.  
     

Señales de Restricción: Indican límites de velocidad, carriles exclusivos, peso, estacionamientos, etc.

Señales de Prioridad: Indican prioridad de paso en un cruce o tramo del camino.
        
Señales Preventivas: Advierten la proximidad de una circunstancia o variación de la normalidad de la vía que puede resultar peligrosa a la circulación.

   
Señales Informativas: Hacen referencia a servicios lugares turísticos, de utilidad para el usuario.
                          

 # Señalización Horizontal:

Denominadas también marcas viales, son líneas, palabras, o signos aplicados al pavimento. Encausan la circulación, de vehículos y peatones.

Además de las señales que ya se han presentado, existen marcas en el pavimento que sirven para canalizar y orientar la circulación de los vehículos e indican los movimientos a ejecutar mediante líneas, figuras y leyendas, constituyen un excelente medio de señalización que guía al usuario sin distraer su vista del camino

Línea central continua

Indica división de carriles opuestos y a la vez prohíbe la maniobra de sobrepasar.
 

Línea central discontinua

Indica división de carriles: se permite sobrepasar si hay suficiente visibilidad y el carril opuesto se encuentra desocupado en un espacio suficiente que permita una maniobra con seguridad.
 

Línea continua y otra discontinua juntas al centro

Indican que se permite sobrepasar a la circulación que se mueve por el lado de la línea discontinua.
 

Dos líneas continuas

Separan los dos sentidos de circulación en calles y caminos. No deben ser transpuestas o circular sobre ellas bajo ninguna circunstancia, ya que representan una separación física

 
Zona de peatones

Delimitan el espacio dentro del cual deben de cruzar los peatones, los conductores de vehículos que tengan señal de alto deben detenerse sin invadir el área entre líneas.
 
 
Zonas o áreas neutrales

Son líneas diagonales entre líneas continuas que sirven para separar carriles; está prohibido circular sobre ellas y también estacionarse.

Marcas de aproximación de vías de ferrocarriles
Indican que se está usted aproximando a un cruce de ferrocarril, por lo que debe reducir la velocidad y prepararse para detenerse antes de cruzar las vías.

A) Cordón amarillo: prohibido estacionar.
B) Cordón rojo: prohibido estacionar o detenerse.
C) Senda Peatonal.
D) Flechas direccionales.
E) Líneas carril.

 # Señales humanas o manuales

Son las que hace el agente de tránsito para regular la circulación de vehículos y peatones.

• Un brazo en alto obliga a detenerse a quien lo enfrenta.
• Ambos brazos en alto obligan a detenerse a todo el tránsito, con excepción de vehículos de emergencia.
• Posición de frente o de espaldas con brazos bajos o uno en alto, obliga a detenerse a quien lo enfrenta.
• Brazo en movimiento circular obliga a continuar la marcha a quien está en su línea.

# Señales Luminosas

Son señales de tránsito con luces que le indican cuándo y dónde debe detenerse o avanzar.

Semáforos
Los semáforos a través de sus luces regulan Ia prioridad de cruce en base a tres colores, comunicando así distintos mensajes que Ud. debe tener muy en cuenta:

Luz roja continua (foco superior).

Significa tránsito impedido a quien la enfrenta, obliga a detenerse en la línea de parada marcada y si no la hay, Ud. debe detenerse antes de entrar en el cruce de peatones.

 
Luz amarilla continua (foco medio).

Anuncia la inmediata aparición de la luz roja: obliga a despejar el cruce a quienes la enfrentan. Si está cruzando debe completar el cruce si éste está libre; si no ha comenzado a cruzar debe detenerse.
 

Luz verde (foco inferior).
Indica tránsito autorizado a quien la enfrenta. Permite proseguir la marcha, así como también girar a la derecha, cediendo primero el paso a los peatones. Si se circula por calles de un solo sentido, también permite girar a la izquierda.

 
Luz roja intermitente. Los vehículos que la enfrentan deben detenerse, ya que radica lo mismo que un signo de PARE.

Luz amarilla intermitente. Indica precaución. 
 

Semáforo apagado. Recuerde que cuando los semáforos están apagados, Ud. debe dejar pasar al vehículo que aparece por su derecha.
 

Flechas de giro. Flecha roja, prohibido girar a la izquierda.

 Flechas de giro. Flecha verde, permitido girar a la izquierda. 

Semáforos peatonales. Rojo, no debe cruzar.

Semáforos peatonales. Blanco o verde, puede realizar el cruce.
 

Los conductores deben reducir la velocidad a paso de peatón y darle preferencia de cruce a los mismos.

# Señales sonoras o acústicas
Son aquellas que emiten sonidos para llamar la atención de peatones y conductores, como por ejemplo la campanilla a la salida de los garajes, las sirenas de ambulancias, policía, bomberos, etc.
Con respecto a las sirenas, es conveniente saber que se debe ceder el paso a todo vehículo de emergencia que hace sonar su sirena en combinación con luces rojas.

Señales que realizan con el silbato los agentes de seguridad vial para dirigir la circulación:
• Un toque corto Significa alto
• Dos toques cortos Significa siga
• Tres toques cortos Significa acelere la marcha
• Un toque largo Preventiva
• Tres toques largos Significa alto total
Uso del cinturón de seguridad.
• Reduce considerablemente la posibilidad de muerte en caso de accidente.
• Evita que quien lo usa salga del vehículo en caso de vuelco.
• Es la intervención más sencilla y costo efectivo para reducir las lesiones en caso de accidente.

Al viajar en Automóvil.
• Antes de salir a la calle, verifique el aceite, aire de las ruedas, combustible, luces preventivas y direccionales.
• Verifique los frenos.
• Utilice el cinturón de seguridad.
• No supere los límites de velocidad.
• Permanezca a cuatro segundos del vehículo que va adelante.
• Disminuya la velocidad en los cruces.
• Respete las señales de tránsito.
• Si es de noche procure viajar con las ventanillas cerradas, y las puertas con el seguro puesto.
• Al viajar en Automóvil.
• Utilice las luces direccionales para cambiar de carril.
• No rebase o intente pasar por la derecha.


Alumno Guía - Introducción

Desempeñarse como alumno guía, ayuda a satisfacer el deseo de ser, desde ya, un ciudadano útil a la comunidad. Su activa participación, en la tarea de difundir las reglas de tránsito para peatones y ciclistas, posibilitará que todos los compañeros, en el futuro, utilicen la vía pública con más precaución.
Su labor es aparentemente simple, pero para llegar a ocupar ese cargo es necesario haber demostrado ser: respetuoso y responsable.
Su función no es dirigir el tránsito. Es en realidad, proteger a los compañeros a la entrada y salida de la escuela, controlando y cuidando el cruce – si riesgos – de calles, caminos o rutas próximas de escuelas.
No es obligatorio aceptar ésta función, quien quiera realizarla debe solicitar a sus padres una autorización por escrito.

• El alumno guía se ubicará sobre la acera o banquina distanciado prudentemente de la calzada. Prestará atención al movimiento de los vehículos, en las cuatro direcciones del tránsito. Permitirá el cruce de sus compañeros cuando considere que no hay peligro para ellos. El cartel de la señal PARE le ayudará a llamar la atención de los vehículos que se aproximen al lugar.
• Únicamente cuando el estacionamiento de vehículos obstaculice su visibilidad, le estará permitido descender a la calzada. Deberá permanecer dentro del límite determinado por el ancho del vehículo. EN NINGÚN OTRO CASO PODRÁ DESCENDER DE LA ACERA DURANTE SU FUNCIÓN.
• Ayudantes de los alumnos guías formarán un cordón a lo largo de la acera donde está ubicada la escuela con el fin de no permitir a los escolares, atravesar la calzada por otro sitio que no sean las esquinas. En estas y frente a las sendas peatonales, si las hubiere, se ubicarán los alumnos que controlarán el cruce de sus compañeros. Para atravesar calzadas peligrosas como: rutas, proximidad de curvas, arterias que desembocan autopistas, etc. Donde los conductores desarrollan las velocidades superiores a las permitidas en zonas urbanas, es conveniente colocar alumnos guías ANTICIPANDO con su cartel PARE el cruce de los escolares.

• Es conveniente poner un alumno guía frente a cada senda peatonal, o cruce de calzada, otro en la acera opuesta. La labor de ellos debe estar coordinada entre sí, con el movimiento del tránsito de los vehículos. Desde su posición deben estar en condiciones de controlar todos los lugares de peligro de intersección.

• Cuando la escuela tiene cruces controlados por la policía de tránsito o por semáforos, el alumno guía debe desempeñar igual su función pero ajustándose a las señales manuales o luminosas: luz verde al frente permite el cruce de los compañeros, luz amarilla interrumpe el paso de éstos.
EL ACOHOL. Una sustancia que altera nuestros sentidos…
El alcohol es otro de los factores a considerar a la hora de evaluar los motivos por los que se producen las muertes en accidentes de tránsito.

Consumo cultural

Existe un fuerte enraizamiento sociocultural en torno al consumo del alcohol. En oportunidades suele ser sinónimo de virilidad y fuerza, de status, etc. A veces se asocia a la cerveza con calmar la sed o al vino como acompañante de ciertas comidas, y hasta porque se considera que ayuda a dar coraje.

Además, a través de la historia, el alcohol  forma parte de nuestras celebraciones y éxitos, siendo sinónimo de alegría y bienestar. Es cierto que el consumo moderado de alcohol no conlleva daño e incluso se preconiza el beber un buen vino tinto como indicación terapéutica para disminuir el riesgo cardiovascular. Pero, el consumo indiscriminado de alcohol, es el mejor caldo de cultivo para la génesis de numerosos hábitos y estados patológicos.

La vigilancia epidemiológica muestra un consumo indiscriminado, enmarcado en el abuso y el descontrol, disminuyendo alarmantemente las edades en que los chicos se inician en el hábito. Y, aunque la tendencia obtenida sea similar a la de aquellos países que llamamos desarrollados, reflejan un signo de inadvertencia social que facilita la entrada a nuevos problemas. 

En la Argentina, el grupo que representa mayor riesgo es el adolescente; sobre todo si se asocia esta franja etaria con el consumo indebido de alcohol y a los accidentes de tránsito. Según estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación, en el 2005, el 37% de los accidentes de tránsito fueron causa directa del consumo de alcohol.
En Argentina, se considera alcoholizado al que presenta una concentración de 0.5 grs. de alcohol por litro de sangre.
Cabe recordar que para tener niveles que superen los 0,5 mg/100ml se requiere ingerir solamente 2 vasos de vino o 3 de cerveza.

El alcohol altera considerablemente la visión, además del efecto desinhibidor, que hace a la persona más propensa a enfrentar riesgos, como el exceso de velocidad entre otros.

LA EMBRIAGUEZ  PRODUCE
• Disminución de los reflejos, tiempo de reacción visual prolongado.
• Disminución del campo visual (visión panorámica) que afecta a la visión de los objetos laterales.
• Falso sentido de la velocidad y el riesgo,
• Alteraciones en la percepción del color rojo.
• Irritabilidad, euforia, agresividad, insomnio, confusión, delirios, y otro tipo de alteraciones mentales.
• La respuesta sensitiva al sonido.
• y cuando manejás: La Vida.

 

PRIORIDADES DE PASO
Todo conductor debe ceder siempre el paso en las encrucijadas al que cruza desde su derecha. Esta prioridad del que viene por la derecha es absoluta, y sólo se pierde ante:
a) La señalización específica en contrario;
b) Los vehículos ferroviarios;
c) Los vehículos del servicio público de urgencia, en cumplimiento de su misión;
d) Los vehículos que circulan por una semiautopista. Antes de ingresar o cruzarla se debe siempre detener la marcha;
e) Los peatones que cruzan lícitamente la calzada por la senda peatonal o en zona peligrosa señalizada como tal; debiendo el conductor detener el vehículo si pone en peligro al peatón;
f) Las reglas especiales para rotondas;
g) Cualquier circunstancia cuando:
1. Se desemboque desde una vía de tierra a una pavimentada;
2. Se circule al costado de vías férreas, respecto del que sale del paso a nivel;
3. Se haya detenido la marcha o se vaya a girar para ingresar a otra vía;
4. Se conduzcan animales o vehículos de tracción a sangre.
Si se dan juntas varias excepciones, la prioridad es según el orden de este artículo. Para cualquier otra maniobra, goza de prioridad quien conserva su derecha. En las cuestas estrechas debe retroceder el que desciende, salvo que éste lleve acoplado y el que asciende no.
 
 Dice wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Rotonda

La rotonda o glorieta

es una construcción vial diseñada para facilitar los cruces de caminos y eliminar el peligro de accidentes.
Consiste en una carretera circular alrededor de las vías a interconectar y en donde se aplican dos sencillas reglas:

Tiene la prioridad los vehículos que ya están situados en la rotonda, es decir, la prioridad es a la izquierda, al contrario
que en los cruces normales.
El sentido de giro por la rotonda o vía circular es contrario a las agujas del reloj.
El uso de la rotonda permite controlar la velocidad de los conductores, ya que obliga prácticamente a parar para incorporarse a la misma, evita la necesidad de regulación semafórica o complicados diseños que pueden acarrear dificultades de interpretación o incluso accidentes por dejar de respetar las señales de cesión de paso.
En vías de dos o más carriles, el sistema presenta complicaciones por el cruce de coches al incorporarse o abandonar la rotonda debido a la falta de pericia de algunos conductores.
En vías con tráfico denso o muchas rotondas concatenadas, provoca cansancio en la conducción, ya que la incorporación y abandono de la rotonda, junto con el cambio y vigilancia de la velocidad supone un estrés adicional en el conductor.


GIROS Y ROTONDAS.

Para realizar un giro debe respetarse la señalización, y observar las siguientes reglas:
a) Advertir la maniobra con suficiente antelación, mediante la señal luminosa correspondiente, que se mantendrá hasta la salida de la encrucijada;
b) Circular desde treinta metros antes por el costado más próximo al giro a efectuar.
c) Reducir la velocidad paulatinamente, girando a una marcha moderada;
d) Reforzar con la señal manual cuando el giro se realice para ingresar en una vía de poca importancia o en un predio frentista;
e) Si se trata de una rotonda, la circulación a su alrededor será ininterrumpida sin detenciones y dejando la zona central no transitable de la misma, a la izquierda. Tiene prioridad de paso el que circula por ella sobre el que intenta ingresar debiendo cederla al que egresa, salvo señalización en contrario.

TERCERA TROCHA, COMO CIRCULAR?
En las vías con más de dos carriles por mano, sin contar el ocupado por estacionamiento, el tránsito debe ajustarse a lo siguiente:
a) Se puede circular por carriles intermedios cuando no haya a la derecha otro igualmente disponible;
b) Se debe circular permaneciendo en un mismo carril y por el centro de éste.
c) Se debe advertir anticipadamente con la luz de giro correspondiente, la intención de cambiar de carril;
d) Ningún conductor debe estorbar la fluidez del tránsito circulando a menor velocidad que la de operación de su carril;
e) Los vehículos de pasajeros y de carga, salvo automóviles y camionetas, deben circular únicamente por el carril derecho, utilizando el carril inmediato de su izquierda para sobrepasos;
f) Los vehículos de tracción a sangre, cuando les está permitido circular y no tuvieren carril exclusivo, deben hacerlo por el derecho únicamente;
g) Todo vehículo al que le haya advertido el que lo sigue su intención de sobrepaso, se debe desplazar hacia el carril inmediato a la derecha.

Y EN LAS AUTOPISTAS…
 En las autopistas, además de lo establecido para las vías multicarril, rigen las siguientes reglas:
a) El carril extremo izquierdo se utilizará para el desplazamiento a la máxima velocidad admitida por la vía y a maniobras de adelantamiento;
b) No pueden circular peatones, vehículos propulsados por el conductor, vehículos de tracción a sangre, ciclomotores y maquinaria especial;
c) No se puede estacionar ni detener para ascenso y descenso de pasajeros, ni efectuar carga y descarga de mercaderías, salvo en las dársenas construidas al efecto si las hubiere;
d) Los vehículos remolcados por causa de accidente, desperfecto mecánico, etc., deben abandonar la vía en la primera salida.
En semiautopistas son de aplicación los incisos b), c) y d).

DISTANCIA ENTRE VEHICULOS AL CIRCULAR

¿Qué son dos segundos de distancia entre vehículos?

El artículo 48 inciso G, de la ley de tránsito establece que está prohibido circular " no guardando una distancia menor de la prudente, (según la velocidad de marcha) respecto del vehículo que va delante". El reglamento establece que "dicha distancia mínima será de 2 segundos".
Explicación:
La distancia a guardar entre vehículos circulantes depende de la velocidad a la que éstos circulan. A más velocidad debe guardarse mayor distancia. Calcular en metros la misma es muy complicado cuando uno va conduciendo , es por eso que, internacionalmente, se ha dispuesto esta modalidad de cálculo por "tiempo". Esto significa que la forma de saber si se está circulando con seguridad es: contar "2 segundos" de tiempo que deben transcurrir entre el momento en que el vehículo que va adelante pasa un punto fijo del camino o del costado del camino (Por ej. una línea blanca transversal de senda peatonal en la calle de ciudad o un árbol, poste, cartel, etc. ), y el momento en que el conductor que va detrás lo pasa.
En la práctica tenés que decir, en voz alta, "un segundo", "dos segundos", a partir del momento en que veas el auto delantero pasar por el punto fijo. Si al terminar de decirlo todavía no llegaste al mismo punto o acabás de llegar estás guardando la distancia segura.
En cambio, si llegás antes de terminar de decirlo, ¡Peligro!, ¡tenés que tomar distancia!
Es largo explicarlo, pero sencillo hacerlo. Además, este ejercicio lo vas a tener que repetir varias veces al principio, pero con el tiempo, en la medida en que internalices las distancias, vas a acostumbrarte a conducir con seguridad, y solamente tendrás que hacerlo cuando circules a velocidades diferentes a las habituales.

Ojo!, 2 segundos es la distancia "mínima" para circular seguro en un camino seco y con condiciones climáticas y de visibilidad normales. De lo contrario hay que tomarse 3 o 4 segundos de distancia. Lo que en algunos países ya es ley. Y vale la pena hacerlo así. Muchos choques "de atrás" pueden evitarse respetando una sana distancia.

No te distraigas al conducir

Concéntrate y evita un accidente
Quien hable por teléfono celular mientras maneja, sea su aparato de manos libres o no, tiene cuatro veces más posibilidades de chocar que si no hablara.
La investigación, publicada por el British Medical Journal, con sede en Londres, concluye que "usar un teléfono sin manos no es para nada seguro".
Las distracciones al conducir, entre las que destacan el uso de celulares, comer, beber, arreglarse y usar dispositivos electrónicos portátiles, provocan miles de accidentes de tránsito al año, según el Instituto de Información de Aseguradoras (III por sus siglas en inglés).
Una cosa a la vez
Por tanto, el conductor debe encontrar un equilibrio entre las ventajas prácticas de los equipos móviles y el peligro real que representan.
Las distracciones cognitivas que acarrea el uso de los celulares, en cualquiera de sus dos variantes. En el trabajo publicado ahora, se realizaron entrevistas a las personas accidentadas y cruzaron los datos que proporcionaron con los registros de llamadas realizadas o recibidas que llevan las compañías telefónicas.
Definieron como "intervalo peligroso" el período de 10 minutos antes del accidente. Del total de participantes, 238, el 52%, tenía accesorios para el teléfono sin manos, como auriculares. ¿Resultado? "El uso de teléfono celulares por parte de los conductores hasta 10 minutos antes del accidente fue asociado con un incremento de cuatro veces en la probabilidad de accidente". Y destaca que factores como sexo, edad o el tipo de teléfono celular no afecta la relación entre uso del teléfono y el riesgo de accidente. Casi todos las personas analizadas sufrieron al menos una lesión, y la mitad, dos o más.
No es sólo el marcar un número telefónico o responder mensajes sino la conversación en sí lo que más distrae", señaló Anne T. McCartt, investigadora del Insurance Institute que agrupa a compañías de seguro, citada por el diario Los Angeles Times.


SISTEMA DE CARNET POR PUNTOS.
La ciudad de Posadas, es unas de las primeras ciudades de la Argentina, en que se aplica el sistema denominado “scoring” que consiste en que cada conductor cuenta con 20 puntos en su carnet y al cometer alguna infracción se le descuenta según la gravedad los puntos que corresponda. Al llegar a los 20 puntos de descuento se le retira el carnet de conductor, lo que significa que pierde la habilitación para conducir.
Recientemente se publicó la siguiente noticia por conducir en estado de ebriedad y haber violado la luz roja del semáforo:


Por intentar escaparse de la policía tras cruzar en rojo, lo condenan a la pérdida de 52 puntos del carnet

 Esa fue la condena que recibió un docente de Posadas que pasó en rojo un semáforo, se escapó con maniobras peligrosas en el tránsito y finalmente fue atrapado. Los puntos que le quitaron equivalen a casi 3 carnets de conductor. Además fue multado con más de 7 mil pesos. Es el sexto misionero que se queda sin carnet desde que rige el puntaje.
 
Jorge Morínigo director del Registro Provincial de Antecedentes de Tránsito comentó que “se trata de un caso particular en el cual se le aplica por parte de la justicia de Faltas el descuento de 52 puntos por la sumatoria de infracciones cometidas”.
 
Como el carnet otorga 20 puntos el automovilista recibió una condena que casi suma el total de puntos que hubieran significado 3 carnets de conducir.
 
“Además se le aplicó una multa de 2.005 unidades fijas de nafta Premium que son unos 9 mil pesos de multa, y como la ley faculta al juez a descontar hasta el 50 por ciento, se le aplicó un descuento del orden del 25 por ciento que dejó la multa en torno a 7 mil pesos que lo debe pagar en efectivo”, agregó Morínigo consultado por Radio Antena Uno.

http://www.antenamisiones.com/?modulo=extendido&id=10545

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA
Ley Nacional Nº 24.449 (ley actualizada)
Ley provincial Nº 4.511 (Boletín Oficial)
Instituto de seguridad Vial “EL CICLISTA URBANO” (www.isev.com.ar)
Libro verde de la Seguridad Vial (La Sociedad Civil. Madrid. España)
Manual de apoyo a la Educación Vial (Dirección General de Tráfico. España)
Automóvil Club Argentino (ACA)
Normas de conducción  para motocicletas (www.luchemos.org.ar)
Gobierno de Mendoza - Señales para un tránsito seguro - EduRed 2009 – Captítulo Nº 3 (ww.docente.mendoza.edu.ar/vial.html)
Educación del transeúnte (CESVI argentina)
Seguridad Vial Conocimientos básicos de para la infancia (www.vialidad.gba.gov.ar)

 

 


Dr. Carlos A. Nunes Velloso

 


 

 
«Volver