• Decrease font size
  • Default font size
  • Increase font size
Historia de la DPV PDF Imprimir E-mail
Índice del Artículo
Historia de la DPV
"Sistema Fluvial"
"Sistema Vial"
"Misiones en la Red Caminera Nacional"
"Primeros Emprendimientos"
"Equipamiento Vial a las Comunas"
"Formación del plantel técnico"
"Objetivos logrados por la DPV"

Misiones en la Red Caminera Nacional

En 1930 el Automóvil Club Argentino disponía de 30 equipos viales, modernos para la época, distribuidos por el país en varias rutas para su cuidado, que dependían de la oficina Técnica, Topográfica y el Departamento de Carreteras de la entidad, creados para la confección de los primeros planos con que contó la Nación y para la conservación de los caminos.

Al promulgarse la ley Nacional de Vialidad, finalizó la función del Departamento de Carreteras de la entidad, por lo cual todos los equipos mencionados fueron donados a distintas provincias y organismos oficiales, quedando Misiones nuevamente postergada con la gracia de este beneficio, permaneciendo al margen de la integración con la red caminera nacional, que fue creciendo en otras zonas, no obstante de "pagar un peaje" que estaba englobado en el sobreprecio de dos centavos por litro a la venta de nafta establecido por el gobierno nacional en el mismo año 1930, cifra importante en aquellos momentos; monto que se destinaba específicamente a la construcción de caminos.

Estos acontecimientos indicaban que existía una anarquía y una falta de coordinación entre los distintos organismos, evidenciado por una injusta distribución de los fondos viales, perturbando el desarrollo de muchas zonas, entre ellas Misiones, puesto que existían caminos que algunos tramos eran atendidos por la Nación, otros por las Provincias o Territorios y otros por los Municipios; quitando continuidad a las obras que de esta forma desvirtuaba el criterio de vinculación entren los mismos, en concepto de red. Todo era consecuencia a la inadecuación de los organismos existentes para el estudio y ejecución de los caminos y la falta de una legislación administrativa y de transporte para todo el país.

Al promulgarse la Ley Nacional Nº 11.658 del día 5 de octubre de 1932 se marca el punto inicial para el nuevo tiempo de la Vialidad Argentina y el origen de la actual red de caminos y de las estructuras viales nacionales.

Por intermedio de las principales disposiciones de la Ley, se crea en primer lugar la DIRECCIÓN NACIONAL DE VIALIDAD como organismo técnico y administrativo responsable de la política vial del país, mediante la preparación de planes de obras e inversiones que permitan en poco tiempo la transformación de la realidad vial argentina.

En segundo lugar la Nación se hace cargo de los caminos más importantes del país, creando una red con su sistema troncal de caminos nacionales, dando preferencia la construcción de los accesos a los puertos, estaciones ferroviarias, a los que unan las provincias y territorios nacionales, a los que den acceso a los países limítrofes y a los que intercomuniquen a las ciudades importantes y centros de producción.

En tercer lugar se asignan fondos específicos y regulares para las obras viales, de manera tal que permita continuidad a los planes de obras elaborados , uno de los principales recursos consistía en un impuesto fijado sobre el valor del litro de los combustibles y lubricantes.

En cuarto lugar se crea el sistema de ayuda Federal a las Provincias, para la construcción de caminos complementarios de la red nacional, imponiendo para ello la aceptación de las condiciones de la Ley por parte de las Provincias y la creación de organismos viales autárquicos, los que dieron origen a las DIRECCIONES PROVINCIALES en todo el país, para unificar y regularizar los esfuerzos del desarrollo vial en todo el ámbito territorial.

Sancionada la Ley 11.658, el Organismo específico Dirección Nacional de Vialidad (D.N.V.) se abocó a la determinación de las Rutas Troncales que vincularían todo el ámbito territorial, utilizando una sistematización del tipo radial en sentido horario, cuyo punto de partida fue la Capital Federal. Esto determinó ex profeso a la misma , como previo destino de todo el caudal productivo de la Nación hacia los distintos países de comercialización.

El sistema radial con sentido creciente a las agujas del reloj, dio lugar a la trama de la actual Red, correspondiendo a nuestra Provincia el papel de "Destino Final" de las Ruta Nacional No 12, con origen en el Distrito 1º- Buenos Aires - Campana (Emp. Ruta Nº 9), pasando por los Distritos 17º Entre Ríos, 10º Corrientes y 15º Misiones, hasta su destino en Puerto Iguazú con una longitud de 1549 Km y la Ruta Nac. Nº 14, con origen en el Distrito 17o Entre Rios (Emp. Ruta Nº12); pasando por los distritos Nº 10 Corrientes; Nº 15 Misiones y finalizando en Bernardo de Irigoyen, a través de 1.197 Km.

Estas obras, pueden afirmarse, que se fueron concertando a través del tiempo y en función a lo que el Gobierno Nacional asignaba a las distintas Provincias y no con un sentido de equidad y mucho menos "Federalista", marginando a aquellas Provincias y Territorios que no pesaban en la problemática Político-económico del momento. No obstante, la obligatoriedad de dar cumplimiento a la Ley 11.658, hizo que la D.N.V. asignara migajas a las regiones marginadas, entre ellas la nuestra.

Obtenidos estos escasos recursos, Misiones debió abocarse a la construcción de las Ruta Nº 12 y 14, con carencia de material cartográfico apropiado; Personal profesional y técnico especializado. Se realizaba la contratación por tramos efectuándose de una localidad definida a otra. Sin proyecto pero condicionado el constructor a sortear los menos posible accidentes topográficos notorios (bruscas pendientes, arroyos, grandes desmontes de suelo y de roca), puesto que todos los trabajos se realizaban sin equipos mecánicos, prevaleciendo exclusivamente las herramientas menores del hombre, (machete, pico y pala). Al finalizar cada tramo, la adjudicataria debía graficar la poligonal de su trazado, como es digno de recordar el tramo de la Ruta Nacional Nº 14 " San José - Cerro Azul" fue ejecutado por la firma Constructora del Dr. En Filosofía. Osterman, que contó con mano de Obra de inmigrantes (Griegos e Italianos).

Así mismo se fueron construyendo y mejorando caminos que vinculaban poblaciones y puertos, que hacían el movimiento y expansión de todo el sistema socio-económico de la Provincia. Las tareas se realizaban con esporádicas inspecciones y escasos recursos, lo cual retardó la construcción de los mismos y como consecuencia tornó muy lento el desarrollo económico de las colonias puesto que para la Administración General de Vialidad, estos caminos eran simplementes letras del alfabeto sin significación alguna: como la ruta "D" Río Alto Paraná (Puerto Segundo) - Deseado: 91,0 Km. La ruta "J" – Tramo: Cerro Corá – Complementaria "B" Cerro Azul: 17,5 Km. Y la ruta "K": Candelaria – Profundidad: 15,0 Km. En esta situación llegamos al año 1956, en que la Red Vial contaba con 2968 Km de caminos.

Misiones se transforma en Provincia en el año 1953, hito histórico que otorga múltiples beneficios como el de acogerse a la Ley de Coparticipación Federal en materia Vial.

En su incipiente organización, la Provincia crea LA DIRECCION GENERAL DE VIALIDAD, dependiente del Ministerio de Gobierno, Organismo destinado a atender los problemas Viales más inmediatos, abocándose exclusivamente al trabajo de Conservación y esporádicos mejoramientos en Caminos Terciarios, financiados con recursos propios, (Fondos de Rentas Generales).

Fueron los primeros DIRECTORES GENERALES, entre otros los INGENIEROS MENUCCI y MAGALDI y su Cuerpo de Profesionales estaba constituido por los Agrimensores ANDRADA y DI POLINA .

El 20 de Octubre de 1958 se promulga el decreto – Ley 2650/58, en cuyo considerando expresa; "QUE la Provincia de Misiones, carece del instrumento Legal que contempla la Política Vial y determina la solución del problema de las Vías de Comunicaciones …."

A partir de esa fecha se denomina DIRECCION PROVINCIAL DE VIALIDAD, estableciéndose su carácter de Organismo Descentralizado y Autárquico y que tiene como Misión la ejecución de obras exclusivamente en los caminos Provinciales, o en los nacionales cuando así se conviniere.

En cuanto a los caminos Terciarios podría ejecutarlo con arreglo al Sistema de Coparticipación Provincial o de Consorcio.

Coincidiendo con ello comienza el ingreso de Profesionales, así se incorporan los Ingenieros ENRIQUE BARBIERI y MARCELO ARRASTIA.

De conformidad con lo establecido en art. 7 – Cap. 2do. De la citada Ley se constituye el Primer Directorio, presidido por el Ingeniero JULIO CESAR PERIE y lo acompañan el Ing. EUGENIO BEGHE, Agr. ROULET y el Sr. VON ZESCHAU, entre otros.

Asume como Ingeniero Jefe el Ingeniero GUIDO SOMAZZI, y forman parte del equipo de Profesionales el Agr. GUIDO BENETTI, Cdor. JOSE MARIA PICCOLI, los Sres. ERNESTO KONIG, ERNESTO FRICK, MALUGA, el Ingeniero BEDREGAL, (de corta trayectoria, al igual que los ingenieros SOUTO y STRIEBECK.

Los primeros Acesores Letrados fueron los Dres. RODOLFO TORRES y HUMBERTO SCHIAVONE. En 1959 se incorporaron los Ing. PEDRO FRANCHI, NARCISO GASO, JUAN VENTURUSI y FREDOLIN FLORES.

Cabe destacar que el Plantel Profesional integrantes del cuadro técnico de la Repartición, en su mayoría era oriundos de otras Provincias, principalmente de Santa Fe y de Córdoba, que aportaron sus conocimientos y la experiencia lograda en materia Vial de las Vialidades Rectoras del Pais.